Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

No fue fácil

Empezar de cero nunca es fácil pero, ¿y si lo haces en un país diferente al tuyo y con un idioma diferente al tuyo?

Pues así va a ser mi comienzo.

La típica frase de “los comienzos nunca fueron fáciles”, aquí encaja a la perfección.

Una oportunidad truncada por un virus, no me detuvo en intentarlo de nuevo un año después. Y aquí estoy.

2346’7 km es lo que separa mi Salamanca de Túnez, donde estoy ahora.

Imaginaos: un viaje para aprender ese idioma que comencé a estudiar hace ya 7 años. Inmersión lingüística 100%, igual a: vivir en árabe. Y estoy segura de que aprenderé mucho, pero, ¿Cómo llegué hasta aquí?

Anuncio publicitario